jueves, 15 de mayo de 2008

Exitosa charla sobre la convivencia del Islam con otros cultos








Un gran público asistió a la conferencia del Sr. Julio Slame Yusef, miembro de la Comunidad Árabe en la IV Región, titulada: "Convivencia del Islam con otros cultos", que el Centro Mohammed VI para el Diálogo de las Civilizaciones organizó ayer a las 18:30 en sus dependencias. Entre los presentes, citamos al Sr. Walter Villa Castillo, General de carabineros de la IV Región; Sr. James Saure Guichou; Capitán del Regimiento 21; Sr. José Salazar Reyes, Sargento Primero, Capitanía del Puerto; Sr. Juan Pavez Vásquez, Jefe Extranjería y Policía Internacional; Sr. Carlos Yusta, Concejal de Coquimbo, Sr. Javier Salazar, Rector de la Universidad Santo Tomás, sede de La Serena; María Antonieta Calabacero, bibliotecaria de la Universidad La Serena; varios chilenos descendientes de árabes y otros. La Dra. Anna María Vandini Santunioni, profesora de Teología en de la Universidad Católica del Norte, sede de Coquimbo y moderadora de esa actividad, preparó la siguiente nota acerca de esta conferencia: La aparente incompatibilidad del diálogo interreligioso que tiene la sociedad en la cual vivimos no hay que entenderla como algo insuperable sino más bien como un enorme desafío para los hombres y mujeres de fe de nuestro tiempo ya que todos los seres humanos participamos de un proyecto común de humanización. Nadie puede sentirse superior a nadie, ni por su color, ni por su raza, ni tampoco por su religión porque nadie es dueño absoluto de la verdad, por el contrario todos buscamos esa verdad única que es Dios, y cada religión tiene su camino para llegar a El, cada uno de los fieles sentimos que nuestro camino es el más cercano, el más apropiado para alcanzar la verdad plena de Dios, pero si algún día logramos juntar todos nuestros esfuerzos y nuestras verdades habremos alcanzado finalmente la meta última de nuestra vida y de nuestra historia, Dios. Al hacerlo solo, el camino se hace más difícil para alcanzar la meta. La Conferencia del Sr. Julio Slame Yusef se sitúa precisamente en esa perspectiva. El Sr. Slame, con un dominio admirable del Sagrado Libro del Corán, nos hizo ver con mucha claridad y en primer lugar, que la fe musulmana no constituye un peligro para nuestra sociedad, los hechos violentos que se han vivido tiempo atrás no tienen fundamento alguno en el Corán. ¿Cómo entonces se explica el temor de muchas personas? Sucede que en todas las religiones no faltan aquellos que se aprovechan y utilizan la religión con fines totalmente contrarios a la religión. Por otra parte, muchos de nosotros juzgamos una cultura milenaria desde una perspectiva limitada y lejana de sus centros espirituales, no nos hemos dado el trabajo siquiera, de conocer su cultura, sus usos, costumbres y sus misterios. El Sr. Julio Slame nos demostró la profunda relación que existe entre la fe musulmana y la fe bíblico-cristiana a través de una infinidad de textos bíblicos presentes en el Corán destacando a los profetas del Antiguo Testamento como Adán, Noé, Abraham, Moisés y también a María y Jesús. Por supuesto que todo fue presentado desde la perspectiva de la fe musulmana, pero eso no impide la enorme posibilidad de diálogo y de intercambio que tenemos al alcance hoy todos nosotros. El diálogo interreligioso no implica renunciar a lo que cada uno de nosotros tiene y profesa, nuestros valores y principios, sino más bien ser capaces de reconocer y valorar los valores y principios que las demás religiones tienen y buscar cuáles son los elementos comunes que nos permiten dialogar y crecer juntos. El diálogo que se estableció al término de la Conferencia en base a las preguntas de los presentes, sirvió para profundizar en temas específicos como la reencarnación, los dones, la diferencia fundamental del Islam con el cristianismo y muchos otros temas que fueron ampliamente contestados por el Señor Julio Slame. Hay que hacer votos para que este tipo de encuentros se haga más frecuente y de esta manera tengamos la oportunidad de estrechar nuestros lazos, creciendo juntos y sobre todo aprender a vivir nuestra experiencia religiosa desde la diversidad y no desde la uniformidad.

No hay comentarios: